Ir al contenido

Ir a la página principal

Agesic-Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información Presidencia de la República Oriental del Urguay
InicioInstitucionalNoticiasConstruir sobre lo construido: apertura de Garantizando Nuestros Derechos
10/16/18

Construir sobre lo construido: apertura de Garantizando Nuestros Derechos

Celebrando la promulgación de las leyes de Protección de Datos Personales y de Acceso a la Información Pública, Unidad Reguladora y de Control de Datos Personales (URCDP) y la Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) están realizando una actividad conjunta con el lema Garantizando nuestros derechos.

En la apertura participaron el prosecretario de Presidencia de de la República, Juan Andrés Roballo; el director ejecutivo de Agesic, José Clastornik; el presidente del Consejo Ejecutivo de URCDP, Felipe Rotondo y  Gabriel Delpiazzo, presidente ejecutivo de la UAIP.

Clastornik basó su exposición en el camino recorrido en estos diez años, desde la promulgación de las leyes de acceso a la información pública y la de protección de datos personales.  En ese sentido, comentó que en aquel entonces, se hablaba de gobierno electrónico y no digital, que en ese contexto de empezar a pensarnos a partir de las nuevas tecnologías, fue necesario generar garantías: “debíamos adecuar un marco legal e institucional, porque la lógica era garantizar derechos”.

Para ello, Clastornik explicó que para ello se elaboró una estrategia de construcción colectiva, con grupos de trabajo multisectoriales integrados por la sociedad civil, el ámbito público y la Universidad de la República.  Además explicó que en la elaboración de estas leyes “lo más importante era la persona y sus derechos: el de acceso a la información, la protección de datos y la seguridad de la información”.

Clastornik dijo que el desafío permanente del acceso a la información es clave para el desarrollo sostenible y que las instituciones públicas deben continuar trabajando para ampliarlo. Respecto a la protección de datos dijo que “es necesario la formulación de una nueva ética digita”. “Nuestra preocupación es construir sobre lo construido”, concluyó.

Por su parte, Delpiazzo dijo que “estas dos leyes son dos normas que vinieron a reconocer dos derechos fundamentales que promueven un cambio cultural”.  Explicó que es necesario que la información esté cada vez más disponible en los sitios web, en las solicitudes de acceso y en la publicación de en formatos abiertos. “Estos 10 años de la Ley de Acceso a la Información Pública nos sirven para reflexionar en todo lo que nos falta”.

En este sentido, explicó que todavía existen obstáculos en el ejercicio del derecho, como el abuso de las excepciones planteadas por la ley o la vaguedad ante la prueba de daños.  “Los desafíos son masificar y lograr que los organismos profesionalicen su gestión documental y de archivos.

Felipe Rotondo destacó que la Ley de Protección de Datos Personales fue aprobada por unanimidad y que está relacionada “con la persona humana como centro del Estado de derecho”. De todos modos, explicó que si bien el centro es la persona, “no podemos descuidar el valor de los datos”.  Según Rotondo, las normativas debieron adaptarse ante los cambios establecidos por la tecnología y que la ley es un instrumento para la vida de las personas porque el derecho es un fenómeno cultural. “La protección de datos defiende a cada uno de nosotros”. Por último explicó que la innovación basada en datos, promueve el desarrollo económico y cultural.

Por su parte, Roballo explicó que ante el desarrollo del Gobierno Digital Uruguay ha vislumbrado la necesidad de contar con una normativa sobre acceso a la información pública  y sobre protección de datos.  “Tuve el honor de formar parte de la bancada que dio el paso trascendente en la aprobación de estas leyes”, comentó, y agregó que a partir de esas normas  se crearon las garantías para el ejercicio de nuestros derechos.

El Prosecretario de Presidencia dijo que la sanción de estas leyes marcaron un antes y un después respecto a la libertad y dignidad de las personas, y destacó el buen posicionamiento de Uruguay en índices regionales que miden la corrupción o en índices internacionales que evalúan los niveles de democracia, derechos, y transparencia.

Luego explicó que en muchos casos el uso de la tecnología nos genera la idea de que debemos resignificar  la privacidad para poder usarla, por lo que la difusión y existencia de nuestros derechos respecto a esto, es fundamental.  “El derecho es un reducto para la defensa del individuo”, concluyó.